Treinta frases memorables en el cine: Historia y contexto. Parte 1

The_Godfather_Don_Vito_by_donvito62

El cine es un arte constituido a grandes rasgos por tres elementos; en primer lugar se encuentran las imágenes, esto es todo lo que percibimos por medio de la vista; en segundo plano el sonido, es decir, todo aquello que nuestros oídos nos permitirán recibir; y por último el texto, las palabras, los diálogos o las líneas que se encargarán de reforzar el discurso que un director pretende comunicar por medio de un largometraje. Este último elemento ha aportado a lo largo de la historia frases que perduran en la memoria de los amantes del cine y que en muchos casos han logrado trascender hasta formar parte de la cultura general.

A continuación, sin orden de importancia, la primera parte de una lista con treinta frases que son parte del legado cultural del séptimo arte y una breve contextualización de las mismas:

  • “I’m going to make him an offer he can’t refuse” (Le haré una oferta que no pueda rechazar). Marlon Brando , The Godfather (1972).

Vito Corleone, legendario líder de la familia de ficción más popular en la historia de la mafia, utiliza esta frase para hacer gala de su poder. El modus operandi de la familia Corleone, y en general del crimen organizado, suele conseguir sus objetivos mediante la intimidación y la fuerza, muchas veces excesiva y con alcances mortales, consiguiendo así el respeto y el poder tan necesarios en el medio. Esta frase engloba todo ello, a pesar de que muchas veces los Corleone vieron socavar su imperio con la misma línea que ellos pusieron en práctica a lo largo de diferentes décadas. Parte de una obra maestra dirigida por Francis Ford Coppola.

  • “Go ahead, make my day” (Adelante, hazme el día). Clint Eastwood,  Sudden Impact (1983).

El legendario policía Harry Callahan, mejor conocido como “Harry, el sucio”, fue un personaje que se caracterizó por cumplir con su deber al filo de la ley, aunque muchas veces la dejó de lado. Esta frase hizo célebre la dura personalidad de Callahan, pues buscó siempre que el delincuente diera el primer paso para dar el segundo y definitivo, de manera que se justificara poner en acción su emblemática Magnum 44. Los problemas para Harry el sucio estaban a la orden del día y muchas veces lo incluían como parte de los mismos.

  • “You talkin’ to me?” (¿Estás hablándome a mí?). Robert de Niro, Taxi Driver (1976).

Travis Bickle fue un personaje caracterizado principalmente por su soledad. Alejado de cualquier contacto con la sociedad, Bickle solía expresar su repugnancia por todo individuo mientras cumplía con su turno en un taxi en la ciudad de Nueva York. Mirándose ante un espejo, Travis vuelve legendaria esta frase mientras la expresa hacia él mismo, como muestra de soledad, confrontación con la propia existencia y de un sinsentido con el que diferentes generaciones se han visto identificadas al experimentar el gran largometraje dirigido por Martin Scorsese.

  • “I love the smell of napalm in the morning” (Amo el olor del napalm por la mañana).  Robert Duvall, Apocalypse Now (1979).

El extraordinario largometraje Apocalypse Now de Francis Ford Coppola fue una gran muestra de los efectos de la Guerra de Vietnam para los Estados Unidos, principalmente para sus propios elementos en el campo de batalla. El Teniente Coronel Bill Kilgore, en medio de un poderoso bombardeo, y sin siquiera inmutarse, hace alarde de forma irónica con esta frase de lo que la guerra significa para él y de alguna manera para administraciones estadounidenses que la han promovido. A pesar de aparecer pocos minutos, Robert Duvall sobresalió por su dura y cómica interpretación en una de las mejores películas bélicas de la historia.

  • “Rosebud”. Orson Welles, Citizen Kane (1941).

Para muchos críticos, la obra maestra de Orson Welles es también la mejor película de la historia. El largometraje inicia con Charles Foster Kane pronunciando la hoy emblemática palabra en su lecho de muerte, en el resto de la trama buscará aclarar el significado de la misma, guiando al espectador por diferentes momentos en la vida del multimillonario y todopoderoso ciudadano Kane. Una obra en donde Welles hace gala de toda su destreza artística, el espectador descubre en Citizen Kane el significado de “Rosebud” sobre el cierre, captando así el profundo valor en la propuesta de Welles que le ha asegurado un lugar en la historia del séptimo arte.

  • “We’ll always have Paris” (Siempre tendremos París). Humphrey DeForest Bogart,  Casablanca (1943).

La Segunda Guerra Mundial fue el fondo y Casablanca, Marruecos el escenario en donde Rick Blaine se encontraría nuevamente con Ilsa Lund. Los míticos personajes del largometraje Casablanca, de Michael Curtiz, revivirían sentimientos perdidos en el tiempo en una historia llena de redención, pasión y amor. El cierre del largometraje depararía una nueva separación para Rick e Ilsa, esta vez buscando combatir el dominio Nazi en el mundo. París vio nacer su amor, y ante la eminente separación, Rick le deja en claro con esta frase a Ilsa que, sin importar lo que sucediera, al final, ambos tendrían siempre aquel recuerdo de amor verdadero en la Ciudad de la Luz, esos días de romanticismo puro en París.

  • “A boy’s best friend is his mother” (El mejor amigo de un niño es su madre). Anthony Perkins,Psycho (1960).

El perturbado Norman Bates nos regala esta línea en el clásico dirigido por Alfred Hitchcock,Psycho. Se trata de un asesino en serie que es perseguido por una figura materna que le lleva a dividir su personalidad en dos, por momentos se trata de la posesiva y enfermiza madre de Bates, y también de un amable y jovial hombre que se encarga de un motel sobre la carretera. Una línea que engloba causas y consecuencias del patológico comportamiento de Norman Bates, uno de los más grandes villanos en la historia del séptimo arte.

  • “Gentlemen, you can’t fight in here! This is the War Room!” (Caballeros, ¡no pueden pelear aquí! Esta es la Sala de guerra). Peter Sellers, Dr. Strangelove (1964).

La exquisita comedia negra de Stanley Kubrick titulada Dr. Strangelove tiene líneas memorables de principio a fin. Se trata de un largometraje brillante en fondo y forma, con imágenes poderosas, actuaciones célebres de Peter Sellers (quien interpretara tres roles diferentes), Sterling Hayden, George C. Scott y líneas indelebles en la historia del cine. Una sátira de la Guerra Fría y el armamento nuclear. Stanley Kubrick nunca deja de maravillar al espectador con una de sus más grandes obras en donde, a pesar de que se libra una encarnizada batalla en el exterior, no se puede pelear en la Sala de guerra.

  • “Mrs. Robinson, you’re trying to seduce me. Aren’t you?” (Sra. Robinson, está tratando de seducirme ¿No?). Dustin Hoffman, The Graduate (1967).

La hoy clásica comedia dirigida por Mike Nichols y protagonizada por Dustin Hoffman nos presenta a Benjamin Braddock, un joven en medio de la incertidumbre. La Sra. Robinson, interpretada por Anne Bancroft, es una mujer sensual y madura que se acerca a Braddock en secuencias siempre divertidas y con grandes líneas que dejan en claro las intenciones de los personajes y sus posturas. Una película divertida en todo momento y acompañada de una histórica banda sonora por parte de Paul Simon y Art Garfunkel; la inocencia de Benjamin Braddock le acarreará consecuencias que dejarán en el espectador sonrisas siempre honestas.

  • “May the Force be with you” (Que la Fuerza esté contigo). Harrison Ford, Star Wars: A New Hope (1977).

La épica saga creada por George Lucas centra gran parte de sus causas y consecuencias en la Fuerza. Este concepto se refiere al poder y a la energía que mantiene unida a la galaxia enStar Wars. Este concepto deriva en una intrincada concatenación de hechos que, aunados a las habilidades de los personajes,  terminan por dar un curso a la historia, en el eterno enfrentamiento del bien contra el mal que busca mantener el equilibrio en el universo. La línea es dicha en primer lugar por Han Solo y es repetida a lo largo de la saga por diferentes personajes con algunas variaciones, sin embargo siempre se mantiene la idea central. Tras ver la saga completa, es posible afirmar que pocas líneas han trascendido de tal forma del cine a la cultura popular. Al final, la Fuerza acompañó en todo momento a Luke Skywalker.

Anuncios

About this entry